Organigrama lineal de una empresa

Organigrama lineal de una empresa

ejemplos de estructuras organizativas de empresas

Un organigrama funcional descendente refleja una estructura empresarial tradicional. Esta estructura muestra a la C-Suite en la cúspide, seguida de otros altos cargos, mandos intermedios, etc. La estructura se divide en departamentos tradicionales como

En esta estructura organizativa, los empleados con habilidades y especializaciones similares se agrupan. Sin embargo, a menudo sufren la falta de visibilidad y comunicación con otros departamentos.

Un organigrama divisional refleja una empresa organizada a lo largo de una línea de productos o una geografía específica. Por ejemplo, en una empresa de automóviles las divisiones pueden representar a los SUV, las berlinas y los coches eléctricos. Cada división tiene su propia estructura funcional, como la informática y el marketing.

Una estructura organizativa matricial puede facilitar una comunicación mejor y más abierta y crear un entorno de trabajo flexible y dinámico que permita desplazar fácilmente los recursos allí donde se necesiten, pero también puede crear confusión y frustración con el duelo de prioridades y supervisores.

organigrama de una empresa y sus funciones

La clave de una colaboración empresarial eficaz no depende del tipo de personalidad que muestre su equipo. No depende de lo que su empresa haga o de lo que venda. Aunque todas esas áreas pueden contribuir de alguna manera, no son las únicas responsables de lograr una colaboración eficaz.

Quizá le sorprenda saber que la organización es un factor crucial a la hora de determinar si su empresa será capaz de colaborar eficazmente o no. La verdad es que cuantos más productos y personas se añaden a la ecuación, más difícil es mantener todo unido. Por eso, una empresa que quiera crecer debe desarrollar un sistema configurado desde el principio.

Un organigrama organizará el proceso de toma de decisiones y responderá al cómo, quién y dónde de las operaciones diarias. Orienta a todo el mundo sobre la responsabilidad y crea la base para el crecimiento de la empresa. No sólo eso, sino que también proporciona a su equipo un esquema claro de quién apoya a quién.

Las empresas pueden ser flexibles y orgánicas, o estar estructuradas de forma más mecánica y departamentalizada. Cada método tiene ventajas y desventajas sociológicas. Hay diferentes tipos de organigramas que se sitúan en el espectro, y es importante entender el flujo de cada uno antes de decidir cuál es el mejor para usted.

estructura organizativa matricial

Entre en cualquier organización -no en las bonitas y ordenadas oficinas de los directivos, sino en la fábrica, el estudio de diseño o el departamento de ventas- y eche un vistazo. En un rincón, un grupo de personas se apiñan para debatir un problema logístico molesto. En otro, alguien está negociando con un cliente del otro lado del mundo a través de Internet. Por todas partes, las personas y los productos se mueven, cruzando de un lado a otro. Se obtiene una instantánea de la empresa en acción.

Sin embargo, si pide una foto del lugar, lo más probable es que le entreguen el organigrama de la empresa, con sus ordenadas cajitas apiladas unas encima de otras. El organigrama le mostrará los nombres y cargos de los directivos, pero poco más sobre la empresa: ni sus productos, ni sus procesos, ni sus clientes, y quizá ni siquiera su línea de negocio. De hecho, utilizar un organigrama para «ver» una empresa es como utilizar una lista de directores municipales para orientarse en una ciudad.

El hecho es que los organigramas son los álbumes de fotos de nuestras empresas, pero sólo nos dicen que estamos hipnotizados con la gestión. No es de extrañar que se hayan vuelto tan irrelevantes en el mundo actual. Con la desaparición de las jerarquías tradicionales y la adopción de formas organizativas novedosas -y a menudo bastante complejas-, la gente se esfuerza por entender cómo funcionan sus empresas. ¿Qué partes se conectan entre sí? ¿Cómo deben unirse los procesos y las personas? ¿Las ideas de quién deben fluir hacia dónde? Las respuestas a estas preguntas no sólo ayudan a los individuos a entender cómo encajan en el gran esquema de las cosas, sino que también revelan todo tipo de oportunidades de ventaja competitiva.

tipos de estructura organizativa

Una estructura organizativa es un sistema que describe cómo se dirigen determinadas actividades para alcanzar los objetivos de una organización. Estas actividades pueden incluir normas, funciones y responsabilidades.

La estructura organizativa también determina cómo fluye la información entre los niveles de la empresa. Por ejemplo, en una estructura centralizada, las decisiones fluyen de arriba abajo, mientras que en una estructura descentralizada, el poder de decisión se distribuye entre varios niveles de la organización.

Empresas de todas las formas y tamaños utilizan mucho las estructuras organizativas. Definen una jerarquía específica dentro de una organización. Una estructura organizativa exitosa define el trabajo de cada empleado y cómo encaja en el sistema general. En pocas palabras, la estructura organizativa establece quién hace qué para que la empresa pueda cumplir sus objetivos.

Esta estructuración proporciona a la empresa una representación visual de cómo está formada y cómo puede avanzar mejor en la consecución de sus objetivos. Las estructuras organizativas se ilustran normalmente en algún tipo de gráfico o diagrama como una pirámide, donde los miembros más poderosos de la organización se sientan en la parte superior, mientras que los que tienen menos poder están en la parte inferior.

Organigrama lineal de una empresa
Scroll hacia arriba